RSS

4 sentimientos, miles de cicatrices

15 Abr

Como Ser Humano, cuento con todas las cualidades y también los defectos de los que muchos hacemos alarde diciendo que no son tal, sino que por el contrario son virtudes. Por ello, me gustaría hacer una lista enumerando aquellas reacciones y sentimientos que todos sabemos son capaces de acabar no solo con nuestra vida pero también con la vida mental, psicológica e incluso física de seres que nos rodean.


La lista de reacciones y sentimientos negativos puede llegar a ser tan larga o compleja como lo analicemos de acuerdo a las vivencias de cada persona, sin embargo mencionemos algunas que ya son de por si suficientes para convertirnos en los actores mas peligrosos de nosotros mismos y también de nuestro entorno.


Comencemos por sus definiciones literales y llevemos éstas a nuestros recuerdos por nuestro paso en la vida:

La Ira

1. f. Pasión del alma, que causa indignación y enojo.
2. f. Apetito o deseo de venganza.
3. f. Furia o violencia de los elementos.
4. f. pl. Repetición de actos de saña, encono o venganza.



Inmersa en la Ira, se encuentran palabras que para definir su significado ya de por sí nos llevan a pensar en lo destructiva que ésta puede llegar a ser; Enojo, Venganza, Violencia y por supuesto en la mayoría de los casos, acabar con la vida propia o ajena, no solo por el hecho de llegar a matar a otra persona físicamente, también se puede eliminar a un ser humano mentalmente y en realidad no sabría decir cual de esas dos muertes es la peor.


El Odio:


        1.  Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea.


Llenamos nuestra mente y nuestro ser de uno de los sentimientos mas destructivos, dedicando nuestro tiempo a la aversión y formas de incluso acabar con quienes nos rodean


La Envidia:

1. f. Tristeza o pesar del bien ajeno.
2. f. Emulación, deseo de algo que no se posee.



Deseamos lo que no es nuestro, queremos lo que otros poseen sin saber como o cuanto les haya costado, incluso sabiéndolo nuestro deseo de obtenerlo puede llevarnos a acciones deplorables que pensemos nos permitirá conseguir los bienes de la persona envidiada. 


La Avaricia:


        1. f. Afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas.


Poseer riquezas para atesorarlas; Ha sido causa de guerras, exterminios de culturas y civilizaciones enteras, lo peor es que ha pesar del paso de los milenios y de que “supuestamente hemos avanzado” como sociedad, continúan las guerras, destrucción (que no necesariamente es física) y desastres humanos a raíz de ésta.


Quedan muchas reacciones y sentimientos negativos que no mencionaré, no porque sean de menor importancia o porque su impacto (efecto) sea menor, sino porque deseo llevar a ustedes la siguiente reflexión llegada desde la sabiduría Budista que con toda seguridad alguno querrá poner en práctica e identificar lo que deja a su paso por la vida.


Relato:


Detecta el Maestro que uno de sus discípulos demuestra continuos e incontrolables ataques de Ira que lamentablemente no solo le afectan a él sino también al ambiente y al resto de personas que comparten y conviven con él.


Como estudiante, es consciente de que la Ira debe ser controlada y reprimida pues está logrando hacer daño a los demás y se está quedando solo, además de hundirse en su propio aislamiento. En su autoanálisis, consulta a su Maestro que debería hacer para evitar y eliminar su constante Ira. He aquí la respuesta del Maestro;


“El primer paso que debes llevar a cabo es reconocer tu Ira en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia. Con el fin de que puedas darte cuenta de ella, cada vez que tengas un ataque de Ira clavarás un clavo en la parte posterior de la puerta de tu cuarto, así podrás visualizar la cantidad de veces que ocurre y la magnitud de esta”


El alumno, llevo a cabo la tarea encomendada; al final del primer día contaba con 38 clavos, sucesivamente y pudiendo apreciar tras la puerta la cantidad de clavos que aumentaba, fue controlando su interior hasta que llego el día en que no clavo mas. Contento de haber alcanzado su autocontrol, se lo comunicó al Maestro quien le dijo que de ahora en adelante al reconocer y controlar un ataque de Ira, se dirigiese a la puerta y extrajera un clavo. 


Al paso del tiempo, el discípulo había eliminado todos los clavos de la puerta y con mucha alegría se lo comunicó a su Maestro quien le comentó;


“Has logrado sabiamente controlar tus sentimientos de Ira, los has identificado y reconocido, así mismo quiero que te pongas tras la puerta y veas que una vez retirado todos los clavos la superficie está llena de orificios lo cual significa que ha pesar de que has enmendado tus reacciones, debes reconocer que el daño y las cicatrices quedan allí marcadas de por vida.

Cicatrices imborrables





No dejemos esa huella en nuestra vida, será muy doloroso e irreversible eliminar ese pasado que hemos construido a base de sentimientos y acciones negativas. Solo queriéndose a si mismo podremos amar a los demás. Demos paz si la queremos para nosotros, ayudemos a los demás pues nosotros necesitaremos ayuda en mas de una ocasión, pensemos que todos somos hijos de la misma Madre y merecemos respeto.


–> Cuantas veces has perdido la oportunidad de tu vida a causa de estas reacciones?, Has revisado cuantos agujeros hay detrás de tu puerta? <–


Saludos;
Jesús Grande
E-mail:   jmanuel.grande@gmail.com

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: