RSS

Me quiero, te quiero, vivimos

13 Mar



Nosotros, todos de una forma u otra estamos en constante búsqueda, bien sea en forma de retos personales, en lo relativo a la pareja, bienestar, también podemos buscar mejora profesional, nuevos retos laborales, encontrar felicidad y paz.


Las preguntas son:
.- Que estamos dispuestos a encontrar, asumir y cambiar de nosotros mismos para llegar a esas metas ?, y
.- Donde buscamos la ayuda que nos permita lograr nuestros objetivos ?


En primer lugar, debemos recordar que la esencia de nuestra vida no es llegar a convertirnos en “buenas personas“, la verdad es que estamos aquí para ser cada vez “MEJORES PERSONAS“. Ello implica que no solamente soy bueno y educado, implica reconocer nuestros problemas, controlar nuestras emociones y dar LUZ para aquellos que nos rodean, poniendo nuestro grano de arena alrededor para que en conjunto mejore la Humanidad.


En ese caso, es necesario encontrar los aspectos de nuestra vida que nos resultan imposibles de superar e incluso verlos cuando en realidad los estamos reflejando en otras personas (al realizar juicios preconcebidos de alguien, o juzgar su forma de ser), y ello nos afecta. Somos incapaces de establecer una relación con una persona que hace tiempo nos causo daño y dolor, o no podemos superar la relación en pareja simplemente porque no sabemos o no hemos decidido el ponernos en su lugar y saber lo que piensa y quiere. Es común dar por sentado que la otra persona sabe que la queremos pero no lo demostramos con acciones.


Una vez conocidos nuestros “baches espirituales“, es necesario asumir que están allí, es entonces cuando debemos “controlarlos superando nuestros miedos, emociones negativas y temores, evitando las actitudes reactivas y promoviendo el análisis y control ante todo“.


El siguiente paso es buscar ayuda. Sí, normalmente muchos creemos que solos seremos capaces de afrontar estas situaciones y saldremos de ese atolladero en el que se encuentra nuestra alma.


Como profesional de algunas de las técnicas existentes para mejorar esa parte de nosotros que nos impide ser completamente felices y convertirnos realmente en mejores personas, he visto verdaderos cambios que muchos podrían tildar de milagros en algunas vidas realmente en estado casi terminal (desde el punto de vista emocional).


Casi todas esas técnicas y herramientas se fundamentan principalmente en que la persona comprenda como aumentar su autoestima, lo cual no debe confundirse jamás con el narcisismo o ego. Es justamente en esa delgada línea que divide la autoestima del ego en la que debemos trabajar y superarnos cada día.


La autoestima como tal debe entenderse como un acto de conservación, en la que reafirmamos nuestra valía y también caben las demás personas. De hecho el resto de personas juega un papel crucial en la autoestima porque no debemos reflejar en ellos nuestros malestares, al contrario, somos parte de una humanidad interconectada por la Tierra y todos formamos parte de ella.


De allí se desprende la necesidad de encontrar no solo personas con los conocimientos necesarios para ayudarnos, sino también aplicar nuevas filosofías de vida que nos enseñen cuales son las reglas del juego de la vida para comprender mejor como actuar en ella.


“El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de sus semejantes.”

Denis Diderot





Saludos,
Jesús Grande
E-mail:  jmanuel.grande@gmail.com

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: