RSS

Al final, las personas valen..?

18 Oct

Durante años, la cultura Gerencial, Empresarial y Profesional estaba enfocada en las normas, procedimientos, objetivos, planes de empresa, y por supuesto en los deseos y designios de la junta directiva, socios y accionistas de la empresa. ( Aun queda camino por recorrer ).

 
Hoy, en el siglo XXI y después de haber pasado (y estar inmersos) en varias crísis económicas, vemos que al fin, las recomendaciones de los especialistas, Guru’s, y estudiosos de la materia nos llevan a que lo importante, primordial y esencial son los “clientes y los empleados“.

Que casualidad, que sean los clientes y los empleados en quienes haya que fijar la atención, mas allá que en las políticas o designios de los grandes señores cómodamente sentados en sus sillas allá en las alturas donde poco o nada se enteran de lo que realmente desea y necesita el consumidor y donde tampoco escuchan las sugerencias de quienes producen y están día tras día recibiendo el sentir de las personas que adquieren los productos y/o servicios producidos.

Es por ello, que después de casi 40 años de ensayo y error con técnicas especializadas como las de Calidad Total, Círculos de Calidad y similares, hemos llegado a la ya conocida pero no aplicada conclusión de que; lo que producimos o vendemos es para satisfacer “clientes” y que eso que producimos o vendemos esta hecho por “personas/trabajadores ergo empleados” que conocen de primera mano lo que están haciendo. 


Recientes lecturas, cursos, charlas y seminarios, recomiendan que los Gerentes, Directivos y Jefes, cambien su forma de pensar, enfocando sus resultados en función de sus empleados y de sus clientes, haciendo un profundo incapie en que al gestionar sus empresas de esta forma, lograrán obtener beneficios reales, prestigio, solidez y su calidad se verá incrementada por la lealtad de sus clientes hacia sus productos o servicios.


Después de años de adoctrinamiento directivo, estudios de universidad, postgrados y muchas horas de investigación donde el foco de atención debía estar enfocado exclusivamente en los números, resultados, estadísticas y valores tangibles, queda demostrado que sin personas, esos valores son exactamente “CERO“. 






Saludos,
Jesús Grande
E-mail:  jmanuel.grande@gmail.com

















Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 18 de octubre de 2011 en avaricia, Empresa, Jesus Grande, personas, valores

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: