RSS

Hipocresía Virtual

14 Sep





“Yo te conozco, siempre y cuando tú me conozcas a mi. Yo te apoyo, pero previamente haz de haberlo hecho tú. Yo te sigo, pero por supuesto, antes lo has hecho tú, Yo creo en tu palabra pero, ya sabes, antes tu has creído muchas veces en la mía”.

Así es el apoyo incondicional en la mayor parte del mundo real y también se ha trasladado al mundo virtual. Y porque no hacerlo, si los que estamos en el mundo virtual somos las mismas personas que al salir a la calle nos reímos delante de aquellos que previamente nos han faltado e irrespetado.

Las caras de una misma moneda parecen no tener fin en solo dos, al contrario, en el mundo virtual, estas se multiplican a la “N” potencia y se extienden hasta las lides del ciberespacio profundo, llegando a hacernos creer queridos, extrañados e incluso apreciados. Pero (siempre parece haber un pero), la realidad parece demostrar que detrás de esas “ciber-almas” no hay mas que vacío emocional y unas enormes ganas de figurar en las estadísticas de su medio digital.

Lo mas interesante y resaltante no es que ello ocurra, sino que haya personas que aun sabiendo la materia oscura de la que están hechas esas “ciber-almas“, continúan alimentando su “virtual-ego“. Por ello no es de extrañar que las definiciones coloquiales ampliamente conocidas por todos nosotros de personas que “hacen la pelota” a los “super-seres” no sean pocos ni existan únicamente en la vida real.

Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.
Ralph Waldo Emerson

Saludos,
Jesús Grande
E-mail: jmanuel.grande@gmail.com

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 14 de septiembre de 2011 en Coaching, internet, Jesus Grande, personas, Red, relaciones

 

Una respuesta a “Hipocresía Virtual

  1. Anonymous

    14 de septiembre de 2011 at 12:03 PM

    El hilo que separa a la realidad de la virtualidad es muy delgado. Todo lo que recibes de una y otra es similar.No llamaría hipocresía a la única forma posible de convivencia.La soledad de este siglo, ocasionada por la desvalorización de las pautas elementales, amor, familia, Dios y patria ha conseguido convertir en islas lo que era un continente.Quien te busca en las redes puede decepcionarte o no, pero no más que quien pertenece a tu círculo social o a tus afectos cotidianos.El modo que te relacionas, en ambos casos, es a través del entendimiento y la aceptación.Cuando lo logras, la hipocresía se convierte en tolerancia.Incomunicados suele ser peor.Muy interesante tu nota, amigo, me has hecho reflexionar.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: