RSS

5 aspectos que acaban con el Liderazgo

20 Dic



Sobre temas de Liderazgo, Líderes, sus cualidades, tareas, funciones y objetivos hemos hablado millones de veces y seguirá escribiéndose constantemente sobre ello, sin embargo, son pocas las oportunidades en las que ha pesar de hacer pensar que el Líder es poco menos que un “mesías” llegado a cada empresa, no vemos que habrá también muchas situaciones en las que el entorno, las condiciones no tan favorables y muchas veces difíciles de modificar degeneran en la incapacidad del Líder para cumplir con sus objetivos.


El punto relacionado al entorno lo he tratado con anterioridad en otro de mis artículos, sin embargo me gustaría profundizar (sin ser pesimista) en los puntos álgidos que para un Líder también pueden llegar a ser sus límites finales.


En primer lugar ( y siempre con ánimos de fomentar el aprendizaje y sin ánimos de menoscabar la pasión por el Liderazgo), veamos cuales son las funciones, tareas y aptitudes que se esperan de un Líder. Recordemos también, que no hay una regla escrita, exacta e inamovible bajo la cual se rijan todos los puestos desempeñados por los Líderes puesto que cada uno tiene características específicas que llevan al Líder a tomar decisiones y enfrentarse a situaciones particulares en cada caso. Por ello, las funciones y características a continuación descritas son generales y está en las habilidades particulares de cada Líder el poder adaptarlas de la manera mas conveniente a cada trabajo en particular, ayudado por su formación, experiencia y olfato previsor.




Funciones de un Líder (a groso modo):

  1. Ofrece apoyo y confianza al grupo
  2. Motiva al equipo y a su entorno
  3. Genera confianza 
  4. Maneja la Sinergia entre todos los involucrados en su trabajo
  5. Delega de forma eficiente
  6. Promueve las ideas de los individuos
  7. Recuerda y reconfigura el rumbo de acuerdo a las necesidades
  8. Se preocupa por el aspecto humano de su entorno

Situaciones que pueden poner límite e incluso punto final al Liderazgo:

  1. Diferencias con los altos mandos; Lo normal es suponer que en una empresa o proyecto, los dueños de la misma están de acuerdo constantemente con la labor que ejerce el Líder, y ello no es necesariamente así, en cuyo caso, puede llegarse a un grado de fricción tal que la relación es imposible de mantener.
  2. Visión reducida del grupo; Sabemos e incluso fomentamos constantemente la labor evangelizadora del Líder para transmitir su mensaje al grupo, sin embargo, y dependiendo del entorno, no necesariamente se logrará que éste llegue de forma correcta y precisa a todos logrando el máximo grado de cohesión, lo cual puede desencadenar una ruptura y el total descalabro de una labor en conjunto.
  3. Sexo; No, no vamos a referirnos a relaciones sexuales, estamos hablando de que las condiciones de Liderazgo pueden cambiar como de la noche al día si el Líder es hombre o es mujer. Esa diferencia puede ser un factor altamente decisivo en un grupo de seguidores, en las características del proyecto e incluso en la cultura y creencias que tengan definidas los integrantes del grupo al cual el Líder debe dirigirse.
  4. Visión del horizonte; A lo largo de la historia, hay muchos ejemplos de Líderes que han fracasado en su cometido simplemente porque sus ideas y expectativas están mas allá del momento e incluso de la mentalidad colectiva dependiendo del caso.
  5. Agotamiento emocional; Mas allá de la escala o el peso específico que deseemos dar a cada uno de los puntos aquí mencionados, está la capacidad de aguante mental que un Líder puede tener frente a una situación límite. El hecho de que una persona vea que en un momento determinado es incapaz de continuar con su labor, no lo hace menos que otro, por el contrario, ha descubierto una interesante capacidad de auto-análisis, y se ha percatado de sus limitaciones a tiempo, sabiendo retirarse en el momento preciso y mejor aun, tomando debida nota de lo acontecido y llenando su mente de una experiencia valiosa para futuros retos.

“La confianza, como el arte, nunca proviene de tener todas las respuestas, sino de estar abierto a todas la preguntas.”
Earl Gray Stevens




Saludos,
Email: jgrande@e-beta.es


Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 de diciembre de 2010 en Coaching, Gerencia, Jesus Grande, Líder, Liderazgo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: