RSS

Liderazgo abierto

17 Sep

Interesante termino “multicultural“, se menciona con frecuencia en estos tiempos en un mundo Globalizado e inter-conectado a través de las redes privadas, televisión y el uso masivo de Internet. 


Esa multiculturalidad ha logrado lo que jamas antes en la historia del ser humano había sido posible, cosas como por ejemplo; que las noticias que ocurren en una punta del mundo sean vistas en segundos en la otra, opiniones y resoluciones que afectan a la totalidad del planeta son recibidas al momento, sin retraso e incluso en los respectivos idiomas de cada comunidad.


Los negocios, empresas y personas que las dirigen no se quedan atrás, por el contrario, requieren de esa conexión para llevar a cabo sus negocios en múltiples ubicaciones aprovechando ventajas geográficas, fiscales e incluso de mano de obra especializada o económica y rentable. Es por ello que observamos fenómenos como el de China, de quien se dice es la “fabrica del mundo” por su mano de obra barata, abundante y actualmente mejor formada.


En este contexto, veamos la posición que adopta un Líder moderno para encajar su trabajo y llevar su Liderazgo en un mundo multi-racial. 


Cuando trabajamos en el ambiente donde nos hemos desarrollado y del que dominamos completamente todas sus facetas y costumbres, nos resulta sencillo encajar el rol de Líder conduciendo proyectos, sin embargo, esto cambia cuando nos tenemos que mover a un nuevo lugar del cual desconocemos costumbres, idiosincrasia y formas de comportamiento personal.


Con tus costumbres de trabajo Alemanas (solo un ejemplo) no puedes llegar a trabajar directamente y comenzar a girar instrucciones en un país árabe del cual desconoces costumbres, horarios, formas de trabajo e incluso el clima que afecta la forma de actuar de las personas. Quizás en este caso, el trabajo del Líder se vea facilitado por un conjunto de asesores o un departamento de su empresa que le indique los detalles, forma de actuar y costumbres locales. Pero que sucede cuando las personas (trabajadores en general) emigran al país donde se encuentra el Líder.


En los tiempos que corren, grandes masas humanas se desplazan de un país a otro buscando mejor calidad de vida/empleo, por ello no será extraño, al contrario, que los Líderes modernos se enfrentan a un alto porcentaje de personas de diferentes países y culturas trabajando en un mismo lugar.


Además del idioma, aspecto, sexo del empleado, el detalle mas delicado a tratar es la religión. Puede parecer sencillo, sin embargo, la religión y el ambiente que esta crea alrededor de cada uno de sus seguidores es crucial y debe ser un factor de profundo análisis y comprensión para el Líder moderno.


Es por ello que todas las facetas de una nueva cultura que se integra en nuestra empresa ha de ser motivo de reflexión y estudio por parte del Líder, reconociendo sus diferencias, y mas importante aun reorganizando las estrategias de motivación que se utilizan normalmente debido a que las comúnmente utilizadas pueden ser ofensivas para otras culturas.


Un Líder que tenga la capacidad de comprender y manejar un entorno laboral de culturas múltiples, se convertirá en un recurso altamente valorado.




“Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.”
Albert Einstein





Saludos
Twitter: http://twitter.com/jmgrande
Email: jgrande@e-beta.es

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: