RSS

Las primeras lecciones Liderazgo

11 Ago

Cuando eramos jóvenes, allá por los 70’s estudiaba en el instituto “llamado Liceo”, donde los maestros eran sabios y conocedores de su materia, donde la dedicación a sus alumnos era total y donde el respeto era valorado de forma mutua.

Todos los estudiantes fuimos locos, incorregibles, escandalosos y la ebullición de las hormonas salía a relucir día tras día. A la hora de entrar a las clases, los varones nos poníamos pegados a las paredes de los pasillos para ver pasar a las niñas con su uniforme de falda y tratar de tener una vista de su interior, y por supuesto molestar al resto de chicos que no se ponían contra la pared.

En el recreo, muchos dedicábamos nuestro tiempo mental a pensar como llevaríamos a cabo nuevas acciones y maniobras de distracción para hacer gamberradas dentro o fuera de la escuela.

Las ideas fluían, algunas se ejecutaban con éxito, otras eran un desastre y terminábamos frente a la cara firme de Vicente Bloise, el director.

A pesar de todo ello, por encima de haber llenado los aseos con pólvora y hacer temblar el edificio, además de llenar el sistema de aire acondicionado con sustancias que producían olores repulsivos para evitar ir a clase, a pesar de abandonar las clases para ir al cine del centro y ver películas de terror no aptas para menores, a pesar de esto y mucho mas, todos aquellos que estudiamos en aquel Liceo Avila y que nos graduamos en 1979, hemos encontrado nuestro camino y de una u otra forma, mis compañeros y yo hemos llegado a nuestro particular liderazgo en nuestras vidas profesionales.

A nuestros cuarenta y algunos años de edad, muchos de nosotros hemos pasado por momentos de verdadera felicidad y crecimiento profesional, tengo un compañero que ocupa el cargo de socio en una prestigiosa firma internacional de auditores, otra compañera se convirtió un una excelente y reconocida cirujana, uno de mis amigos, con quien llegue incluso a las manos en aquellos días, es un Capitán experimentado y profesor acreditado en aeronáutica para lineas aéreas privadas, y tantos otros que no me alcanzaría el texto para recordarlos con el cariño que se merecen.

Detrás de nosotros estuvieron grandes profesores que jamás serán olvidados gracias a su dedicación y a su “particular” forma de “coaching & liderazgo” de los años 70 que aplicaron en nosotros.

Sí, a pesar de nuestro pasado turbulento, como estudiantes difíciles y que seguramente hemos sido muy “nerviosos” ante los ojos de nuestros mentores, ellos supieron darnos respeto y ganarse completamente el nuestro, utilizando sí las tácticas y enseñanzas que su estudio como docentes y experiencia de años tenían. Sin embargo, hoy día 40 años después de aquellos acontecimientos, debo reconocer que en su mayoría, esos profesores llevaban a cabo su especial metodología de Coaching y Liderazgo frente a nuestra rebeldía, desorden y niñez. Fueron verdaderos artistas en como llevarnos a su terreno sin gritos, amenazas o distracciones.

Ese Liderazgo innato, me hace recordar que los términos que hoy nosotros como Gerentes y Directores tratamos de inculcar a las nuevas generaciones, fueron recibidos por primera vez, de forma sutil y casi imperceptible de aquellos maestros (nunca mejor utilizada esa palabra) en su arduo trabajo de cultivar nuestras mentes y nuestras almas.

Hoy en día, y sin ningún temor a decirlo, los recuerdo y copio sus enseñanzas, su sabiduría y sobre todo su paciencia y visión de nosotros como su reto personal y profesional. Hacerles saber con orgullo que lograron su objetivo, que llegaron a sus metas y que su proyecto culminó con todas las pautas completas.

Después de tantos años, jamás se me había ocurrido pensar que ellos formaron parte de mis primeros pasos en el Liderazgo y el Coaching. Me alegra haber descubierto a tiempo su legado, el mismo que quiero dejar a mis hijos y que doy constantemente a mis compañeros. No me considero por ello mejor que otros pero en mi interior, cada vez que cumplo una meta, me recordaré donde comenzó la historia y quienes fueron los incitadores de ésta.

En recuerdo a mis profesores y compañeros del Liceo Avila promoción 1979.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 11 de agosto de 2010 en aprendizaje, Coaching, Líder, Liderazgo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: