RSS

Yo aquí, quien allí

06 Ago

La Humanidad ha desarrollado a lo largo de su existencia innumerables avances, tanto en tecnologías como en la forma de afrontar situaciones ante eventos importantes, incluso ha desarrollado habilidades que le han permitido avanzar a un grado tal de Liderazgo frente al resto de las especies que habitan nuestro Planeta.

Dentro de esas muchas habilidades, están aquellas ligadas a la inteligencia, sensibilidad, y trato hacia los demás. Mucho se ha escrito al respecto y mas seguirá escribiéndose, creando nuevas “técnicas” de comunicación interpersonal involucrando los sentimientos y el alma de las personas.

Sin embargo, lo que me trae a este punto es una habilidad en la que muchas de las creencias mas antiguas hacen de ella una base fundamental para su soporte, es la capacidad de ubicarse en la situación de la otra persona para entender su estado, condición o problemas y poder ayudarla a superar ese momento comprendiendo en nuestra carnes lo que está pasando.

En RR.HH. (Recursos Humanos), Liderazgo, Gerencia, Coaching, etc, nos enseñan en primer lugar a ponernos en la piel de nuestros semejantes y razonar su situación para que posteriormente prestemos la ayuda necesaria, comprendiendo lo mas cerca posible su situación. Sin embargo, y a pesar de las enseñanzas generalmente no hay tiempo para llevar a cabo esta acción en el ámbito laboral. En otros casos sencillamente no nos involucramos de forma sincera en ello o simplemente no nos importa.
El caso es que, es muy probable que nosotros mismos necesitemos en un futuro a una persona a nuestro lado que pueda colocarse dentro de nuestro ser y comprender nuestro dolor, angustia o problema, y prestarnos asistencia desde un enfoque mas humano y menos estratégico, jerárquico o simplemente por obligación circunstancial.
Las personas trabajamos a base de sentimientos, cariño, amor, placer, odio, rencor, ira, temor y un largo etcétera de ellos que condicionan nuestra respuesta a nuestro alrededor, y si queremos aplicar el viejo refrán de “no hagas lo que no deseas que te hagan” entonces no perdamos nuestra capacidad de personas civilizadas aplicando el “ojo por ojo y diente por diente” que tanto daño a causado en el mundo.
Averigua quien esta dentro del otro antes de criminalizarle
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 de agosto de 2010 en Coaching, comprensión, Gerencia, Liderazgo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: