RSS

Viviendo con los terroristas

04 Ago

Comienza el día, llegas a la oficina con la cabeza llena de ideas que te emocionan y desbordan alegría. Piensas en como vas a conversar con tu grupo y comentarle tus razonamientos, esperar sus respuestas, observaciones y propuestas. Tu ilusión está la máximo puesto que eres ahora el Líder del proyecto mas importante y delicado de la empresa, tu experiencia de años de duro trabajo en muchas partes del mundo se verán al fin recompensados con un trabajo que dejara huella en la empresa, en tus compañeros y en ti.

Has dejado horas de sueño por comprobar cientos de veces tus datos, buscando información, documentando tus argumentos, tomando ideas ajenas, conversando con tu pareja en casa para ver su primera impresión, incluso pensando y desgranando hasta el último detalle cuando el pasado domingo jugabas con tu niño de 6 años en el parque al cual llevaste solo unos minutos y eso si, cerca de casa para volver pronto y continuar con la faena.

Ni contar con las horas adicionales de estudio en casa, hasta las tantas de la noche (madrugada) para obtener aquel título considerado casi una medalla en el pecho de un General llamado MBA, practicando los 3 idiomas que adicionalmente hablas aunque sea contigo mismo para estar a la altura del trabajo y posición que siempre has buscado y que ahora, después de muchos años de esfuerzo personal y familiar, después de olvidar cumpleaños, fiestas del colegio, aniversarios de boda, sin salir los fines de semana, invirtiendo todo mi tiempo libre (y el otro también), estas a solo un paso de lograrlo.

Ese día grande, con las ideas explotando en la cabeza, con presentaciones en el infernal portátil que llevas en casa incluso al baño, con cientos de links a proyectos parecidos, con muchos documentos Word para documentar todo tu pensamiento, con los diagramas de Gant totalmente listos revisados millones de veces y medidos al milímetro, con los cálculos económicos que este proyecto requiere y con tus ENORMES deseos de llegar aquí, se ven frustrados al tener al frente a esos “colegas” que al desarrollar tu presentación, explicar tu proyecto, analizar los pro y los contra, demostrar la exactitud y proyección que contiene comentan;

  • Bueno, se ve interesante pero no lleva el objetivo claro
  • Quizás pero Andrés ha presentado algo similar, incluso los datos se parecen
  • Se ve interesante pero yo creo mejor que….
En resumen, tus colegas, de quienes sabes hasta porque estornudan, cuando les duele la barriga y has aplicado todo lo que has estudiado, leído y conversado sobre Liderazgo, Gerencia, Gestión y has aplicado miles de horas de Coaching en ellos, se dan la vuelta y “zassss en toda la boca
Conclusión, vives con los terroristas a tu alrededor porque tu vida en casa la has perdido !

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 4 de agosto de 2010 en compañeros, Líder, Liderazgo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: