RSS

El KKK en tu entorno

27 Feb

Las siglas que aterrorizaron al mundo a mediados del pasado siglo se adaptan a los nuevos tiempos. Recuerdan el Ku Kux Klan, movimiento racista en contra de las personas de color y latinos principalmente en América del Norte, pues bien, podemos extrapolar ese tema a la actualidad y mezclar con el ambiente laboral de muchos de nosotros.
La nueva denominación podría ser: Kompañeros Kontra Kompañeros ó quizás, Keremos aKacabar Kontigo. De cualquier forma, la idea es que los nuevos KKK’s están aquí y han venido para establecerse, dejando a su paso la secuela de destrucción moral, envidia laboral y supremacía con el fin de humillar, vejar y menoscabar a otras personas que se convierten en su blanco de acción.

Es interesante ver como esos grupos pueden acabar con la carrera profesional y con el entorno laboral de otra persona. Como he comentado en otras ocasiones, no te preparan en la Universidad ni en los cursos que tomas para sobrellevar esta situación. Sin embargo, lo peor es cuando no encuentras el apoyo y la profesionalidad necesaria en los superiores que deben estar pendientes (es parte de su trabajo como Lideres, Jefes, Encargados, etc.) de crear y mantener un ambiente laboral acorde con la profesionalidad y objetivos de la empresa.

Carece de toda lógica que haya que invertir un porcentaje mayor de tiempo en evadir y pensar como evitar a estos seres que en la superación personal y profesional en la vida laboral.

A lo largo de los años, he visto esta situación en muchos entornos laborales y conversado con amigos que sufren esta situación. Mas allá de la falta de respeto y profesionalidad, estamos desembocando en una perdida de valores que repercute directamente en el resto de la sociedad y en el entorno laboral. Es lamentable que en el lugar donde pasamos a veces mas tiempo que en nuestra casa, ocurran situaciones como ésta.

Soluciones, sí, quizás haya mas de una, pero el menoscabo y la huella que se deja en los individuos que se hayan visto afectados es en sí un factor determinante difícil de olvidar, y sus secuelas serán permanentes.

Lo peor es que parece que a medida que pasa el tiempo, lejos de abandonar estas conductas, se encuentran en pleno auge y no podemos permitir este continuo deterioro dentro de los ambientes laborales. Siendo ya muy duro el trabajo que hacemos, teniendo la necesidad de ejecutar tareas complicadas y habiendo invertido tiempo en nuestra superación personal estudiando y preparándonos para dejar un mundo mejor, debe estar entonces en nuestras prioridades la de crear un entorno humano para el desarrollo de nuestra actividad laboral lo suficientemente abierto, participativo y racional para evitar estas situaciones desagradables, que entre otras cosas no permiten que dediquemos tiempo a desarrollar actitudes positivas que redundan en un ambiente de trabajo favorable, beneficios en el desempeño de nuestras tareas y el bienestar colectivo y crecimiento empresarial.

Saludos,
Jesús Grande
e-mail: jmanuel.grande@gmail.com

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: